Cómo saber si los destinatarios leen un correo electrónico enviado

Prueba de algunas de las extensiones más comunes entre las que se utilizan para hacer el seguimiento de un email

KunnPc.es/ElPais Francesco Rodella

Imagen del servicio de Mailtrack en su página web.
Imagen del servicio de Mailtrack en su página web.

¿Está pendiente de la respuesta a un correo electrónico importante y no puede comprobar si el destinatario lo ha leído? Muchos de ustedes habrán vivido esta situación alguna vez. En Gmail, la posibilidad de recibir una notificación cuando el destinatario de un mensaje lo abre se reserva a quienes tienen acceso a una cuenta desde su trabajo o su centro educativo (cuyas direcciones no terminan en gmail.com). Los titulares de un paquete Microsoft Office pueden solicitar la confirmación de entrega o la de lectura de un correo enviado a la hora de usar el servicio Outlook. Pero aquellos que no puedan optar por soluciones de este tipo tendrían que buscar alternativas entre extensiones para navegadores y aplicaciones.

En la web existen decenas de servicios que permiten ampliar las posibilidades de gestión de una cuenta de correo electrónico y ofrecen funcionalidades normalmente no permitidas en servicios básicos. Entre ellos, muchas tienen opciones que habilitan el seguimiento de un correo enviado y proporcionan información sobre si el destinatario los abre, cuándo e incluso con qué dispositivos. EL PAÍS ha probado la eficacia de cuatro de los más conocidos. A la hora de instalarlos, todos piden permiso al nuevo usuario para visualizar, gestionar, eliminar y enviar correos. Siempre es aconsejable leer las políticas de privacidad y los términos y condiciones de cada extension antes de empezar a usar una.

Mailtrack

Una de las ofertas más populares entre las disponibles es Mailtrack. Se trata de una extensión creada en España y disponible para Chrome, donde cuenta con más de un millón de usuarios, Firefox, Edge y Opera. También garantiza la opción de abrir una extensión para Android. Funciona para cuentas Gmail y tiene una versión base gratuita. Una vez instalada, Mailtrack permite activar el seguimiento de un correo que se quiere mandar. En la pestaña de los mails enviados, al lado de cada correo se visualizará un doble tick parecido al de los mensajes de Whatsapp. Cuando el destinatario lo abre, se ponen en verde y el autor recibe también una correo que le alerta de que el mail enviado ha sido leído y a qué hora.

Si se usa la versión gratuita de Mailtrack, al abrir un nuevo correo para redactar se verá incorporada una firma automática que hace referencia al servicio. Es posible quitarla para que el destinatario no sepa que se ha activado el seguimiento del mensaje a través de este producto. Para eliminarla auomáticamente, hay que adquirir una de las opciones de pago ofrecidas por la compañía. Cabe señalar que en la prueba realizada por este periódico, el servicio no ha funcionado a la primera. Fue necesario desinstalar la extensión y reiniciarla.

Streak

Cómo saber si los destinatarios leen un correo electrónico enviado

Otra extensión destinada a los usuarios de Gmail es Streak, disponible para los navegadores Google Chrome y Safari y, en la versión móvil, para los sistemas operativos Android e IOS. Después de la instalación y la activación de la opción de seguimiento de un mensaje antes de mandarlo, Streak introduce el icono de un ojo al lado de cada email enviado. Cuando el destinatario lo lee, el icono se pone en verde. Al pasar el ratón por encima de este pequeño dibujo, se abre una pestaña donde aparecen informaciones como la hora de la visualización, el tipo de dispositivo desde el que se leyó el correo y cuantas veces se abrió.

Streak es un servicio estadounidense destinado a profesionales que, a parte de la versión gratuita con la opción incluida de seguimiento de un mensaje enviado, ofrece muchas más opciones de gestión de una cuenta de correo electrónico.  La fase de instalación de la extensión es más larga que la de Mail Track, porque los tutoriales propuestos proporcionan informaciones sobre un número mayor de posibles aplicaciones.

Gmelius

Una tercera posibilidad es ofrecida por el servicio suizo Gmelius. Del nombre, es fácil deducir que esta extensión funciona para cuentas Gmail. Es disponible para Chrome y tiene una versión móvil para dispositivos con Android. La opción de seguimiento de un correo enviado funciona de forma parecida a la de MailTrack. Gmelius envía una notificación en tiempo real cuando el destinatario abre un mensaje. Además, permite la conexión directa desde la cuenta con un panel de control donde se indica el registro de actividades. En el caso de los mensajes para los que se activó la opción de seguimiento, allí se indica también de qué dispositivo se leyó el correo. En la prueba de EL PAÍS, para que el servicio funcionara correctamente fue necesario, tras la instalación, repetir el acceso a la cuenta de Gmail.

Yesware

Existen también servicios de pago que ofrecen un periodo de prueba gratuito. Entre los más conocidos está Yesware, extensión estadounidense disponible para Chrome y Firefox, con una versión móvil reservada a los dispositivos IOS. Parte de los servicios de esta extensión se pueden probar sin pagar durante dos semanas. Con respecto a los anteriores, Yesware ofrece su servicio también para cuentas Outlook.

Como en Streak, el aviso de que un correo ha sido leído se da a través de un icono de un ojito, que se pone en verde cuando el destinatario lo abre. Una notificación, visible también en un menú desplegable, informa al usuario de la lectura en tiempo real. En el panel de control se dividen en dos columnas los correos no abiertos y abiertos pero no contestados.

Los servicios descritos anteriormente son algunos de los más populares entre los que se encuentran en la red. Entre los indicados en sitios especializados, también se señalan opciones como la página web WhoReadMe y las extensiones BananaTag, MailTag y MailTracker.

CÓMO EVITAR QUE EL REMITENTE SEPA QUE SE HA LEÍDO EL CORREO

Cómo saber si los destinatarios leen un correo electrónico enviado

No todos los destinatarios de un email pueden estar interesados en que el autor sepa cuando lo leen. También existen soluciones para ellos. La petición de confirmación de lectura ofrecida por Microsoft Outlook, por ejemplo, puede ser rechazada. “No hay ninguna manera de forzar un destinatario para enviarla”, se lee en la página web de la compañía.

La versión para empresas y centros educativos de Gmail da al destinatario la posibilidad de postergar la confirmación de lectura de un mensaje. La petición se repetirá en la siguienta apertura del correo.

Los servicios de seguimiento de un correo suelen funcionar gracias a la capacidad de detectar la apertura de una imagen invisible que incorporan en el mensaje a la hora de enviarlo. Así se desprende de las páginas de algunos de ellos, como Gmelius o Yesware. Desactivar la visualizacion automática de las imágenes en Gmail puede ser un método válido, aunque no infalible, para que el seguimiento falle.

La extensión PixelBlock, disponible en la tienda online de Chrome, se presenta como un servicio capaz de bloquear los intentos de alertar de que un mail ha sido leído. Un icono de un ojo se podrá en rojo cuando se verifique uno de estos intentos, explican los creadores.

Compártelo